marzo 30, 2007

El tiempo que duran los cambios

Hace unos días, conversaba con Lawife acerca de las distintas clases de "orden" que tenemos ella y yo, las mismas que a veces son complementarias y otras son totalmente opuestas.

Bueno, leyendo acerca de otro punto de vista del mismo tema en slashdot, encuentro que no sólo se trata de la forma "más" o "menos" óptima (versus la menos o más organizada o elaborada) de ordenar las cosas que uno tiene, si no que de alguna forma siento que todo gira en relación a una frase que hace mucho tiempo escuché:

No es más limpio quien más se baña, si no, quien menos se ensucia.

Obviamente la persona de quien oi esta frase, no destaca por sus cualidades intelectuales ni mucho menos filosóficas (aunque esto no significa que quizás algún día no lo pueda hacer).

Con Lawife conversamos acerca de que, con respecto al orden, yo soy un poco más de ir manteniendo el status quo, contaminando poco el orden actual, demorándome algo de tiempo en generar caos, que permanece así hasta que alguien (me incluyo, aunque sólo "a veces"), lo arregla. En comparación, ella genera más contaminación sobre el estado actual, pero sus "arregladas" son más frecuentes.

Yo me imagino que cada uno tiene una forma particular de definir la palabra "orden", yo usualmente me refiero a ella con una frase:

El "orden" que no te permite encontrar las cosas más rápido (que en su ausencia), no es "orden".

Es decir, si yo tengo algo que muchos llamarían "caos", pero aún así puedo encontrar todo lo que necesito en la mitad del tiempo que cuando me "arreglan" las cosas, entonces mi (des)"orden" es más eficiente que el "orden" impuesto. Un pseudo orden que no genera esta eficiencia, lamentablemente no pasa de ser un desorden encubierto.

Hasta hace no mucho, una conocida bebida gaseosa tenía entre su propaganda, algo parecido a la siguiente frase:

No eres desordenado, tienes un tipo de orden distinto

Desde el primer momento en que la leí, me sentí plenamente identificado.

Ahora, luego de toda esta explicación, alguno se preguntará por qué este post no se titula "Interpretaciones del Orden" o algo que tenga que ver con eso. Resulta que el orden no es otra cosa más que un cambio temporal, como muchas otras cosas, cuya duración depende de cada cuánto tiempo te (des)ordenan las cosas.

Otros cambios temporales suelen ser:
  • Hacer ejercicios
  • Revisar tu agenda/todo/etc todos los días
  • Adiestrar a tu cerebro para levantarte temprano apenas suene el despertador
  • Cualquier otra cosa que se te ocurra
--
KIT

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous LA EX SUZUKI JIMNY said...

no se como tienes el descaro de hablar de órdenes y ARREGLAR las cosas si estan apunto de venderme al peso ..porque gracias a ti no soy mas un auto ..... SOY UN FIERRO OXIDADO !!!!

MALDITO ZENTRAEDI ...REPARAMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

10:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home